ALGUIEN / ALGÚN LUGAR

http://oscarayala.laveneno.org/files/gimgs/th-45_IMG_3276 (1).jpg
http://oscarayala.laveneno.org/files/gimgs/th-45_IMG_3271 (1).jpg
http://oscarayala.laveneno.org/files/gimgs/th-45_IMG_3272 (1).jpg
http://oscarayala.laveneno.org/files/gimgs/th-45_IMG_3274 (1).jpg
http://oscarayala.laveneno.org/files/gimgs/th-45_IMG_3273 (1).jpg
http://oscarayala.laveneno.org/files/gimgs/th-45_02 (1)_v2.jpg
http://oscarayala.laveneno.org/files/gimgs/th-45_04 (1).jpg
http://oscarayala.laveneno.org/files/gimgs/th-45_06 (1).jpg
http://oscarayala.laveneno.org/files/gimgs/th-45_08 (1).jpg
http://oscarayala.laveneno.org/files/gimgs/th-45_10 (1).jpg
http://oscarayala.laveneno.org/files/gimgs/th-45_12 (1).jpg
http://oscarayala.laveneno.org/files/gimgs/th-45_14 (1).jpg

Recordando. Recordar que en la calle 48 hay una casa abandonada; que ahora hay menos moteles que los que había cuando llegué a vivir allí; que mi casa ha servicio como sede de varios negocios; que algunos otros negocios han perdurado con los años; que la Universidad Católica compró casi todos los predios de un lado de la calle; que frente a mi casa hay unos vecinos con una casa ambulante; que deben vivir unas 100 personas en el único edificio de apartamentos; que en la esquina de la 13 han funcionado varios bares. Recordar es ver cómo un lugar va cambiando, se va construyendo y reconstruyendo. Es ver como las personas también van cambiando, construyendo y reconstruyéndose con ese lugar. Una vez escribí que los lugares determinan las experiencias. Creo que una persona envejece como envejecen los lugares, que cambian como cambian los lugares. [Cuando volví a visitar la calle y el barrio en donde crecí, la impresión más fuerte que tuve fue que las dimensiones no eran como las recordaba: todo era más pequeño.]

Recordando se vuelve a poner presente la experiencia que se tuvo frente a un lugar: Yo ya estuve allá, ahora estoy aquí.

Estoy trayendo aquí, recuerdos, palabras, fotografías, acciones, registros de lo que veo, de lo que se ve desde mi punto de vista, de la calle, de mi calle. Estoy trayendo aquí el punto de vista de una persona que habita un lugar.

Este proyecto, como lo que se ve, como lo que veo, (como el paisaje), son como sí una memoria colectiva nos rodeara y nos hablará de cada cosa que nos determina como habitantes de un mismo lugar, de una misma historia: la historia de la calle 48 entre 13 y Caracas.

“… en el trabajo sobre Yo me acuerdo, es que no soy el único que se acuerda. (…). Eso funciona como una especie de apelación a la memoria porque se trata de algo compartido. Es muy diferente de una autobiografía, de la exploración de los propios recuerdos, los importantes, los ocultos. Es un trabajo que arranca de la memoria común, de la memoria colectiva”. Georges Perec. Yo me acuerdo.

He sido partícipe de una década de transformaciones y re-elebaraciones de ese lugar a dónde he llegado, en dónde estoy, en dónde estaré. En esa calle. En esa calle, en ese lugar, en ese entorno. Si se hace una apelación a esas pequeñas acciones cotidianas, podré pensar como se instaura, de nuevo, esa petición que se hace a un estado de continuidad en todas nuestras acciones. A esa re-petición que nos indica que no hay cambio aún, y que podemos seguir con nuestras pequeñas acciones cotidianas. (Ahora, en la calle, un hueco).

[Sigo pensado en la formación de la línea de horizonte].