Escrito No. 11

Yo también voy al cine

Preámbulo (De nuevo)
Ya no encuentro palabras para describir el estado de ansiedad, terror y preocupación en que me encuentro cada vez que tengo que asumir la escritura de un texto con ciertas dimensiones académicas. He hecho esta introducción otras veces. Pero, no puedo dejar de pensar en ello. Al principio de este curso, nos dijeron que estábamos en una académica y que por eso se debía escribir con cierto rigor, rigor académico. Pero, después de unos 10 textos, todos para esta misma clase, el rigor me ha abandonado definitivamente.

Inicio
No puedo decir que he entendido las ideas de Gilles Deleuze tiene sobre el cine. Una lectura rápida y unas condesadas clases no dan cuenta de todo una teoría. ¿Qué es lo que habré de escribir entonces? No tengo realmente ni una remota intuición que me permita responder esta pregunta. Debo entonces intentar proponer un esbozo sobre lo leído y escuchado sobre La Imagen-Movimiento y La Imagen-Tiempo de Deleuze.

Que vi
Como ejercicios de clase se propuso ver películas del movimiento denominado neorrealismo italiano. Las películas propuestas fueron Alemania Año Cero, Roma Ciudad Abierta, Umberto D, El Ladrón de Bicicletas, Vértigo, la Ventana Indiscreta; y la película Dolls de Tasheki Kitano.

Del neorrealismo italiano vi Umberto D. De Hitchcock había visto antes la famosísima Sicosis. De El Ladrón de Bicicletas, me decían que es una buena película. La verdad, nunca me intereso verla. Creo que porque nunca he soportado, la películas en blanco y negro1, o porque no soporto la lentitud a las que siempre las he asociado.

¿Entonces?
Empecemos. Umberto D: Debo reconocer que me gusto. Al verla, pensé que todo se centraba en la historia. Las acciones se concatenaban una a otra, solo para poder mostrar la escena final. Para dar, quizá, una moraleja, para presentar una reflexión. Esta presentación de lo cotidiano, me ha llevado a preguntarme, cual es la importancia que se tiene al presentar acciones tan sencillas, un poco, como sin importancia.2 He de reconocer, que la presentación de hechos cotidianos, como en Umberto D, tiene su encanto. También, que mantiene un esquema de la tragedia, la tragedia como en los griegos. Peripecias, motivaciones para el cambio en la acción.

El cine
Por cierto, he estado en cine. He visto mucho cine. Ahora el cine también es como un nombre para designar una técnica. Se hacen películas de cine en video. Dolls, es una película. Cuando la vi, deje de pensar en la historia y estuve entretenido, viendo lo que pasaba por ahí, con los personajes, con las imágenes. (Comentario: Muy visual). El cine como técnica. ¿Cuál es la técnica del cine? ¿Dimensionar el tiempo? Dolls, creo que me muestra el tiempo, de una forma que no puedo entenderla. Aprendí, que el cine, en general, muestra el tiempo. Que no es que uno ande maravillado por la historia, puesto a pesar de la historia, el cine lo atrapa, y le muestra el tiempo. Es quizá, que uno se vuelve tiempo con el tiempo de la película, y se funde en un solo acontecimiento. Se trae el tiempo que se muestra en el tiempo en que se ve lo que se muestra. Es como poner dentro de uno mismo, un algo que está por fuera de lo que uno es. (Esto está muy críptico) (El tratar de explicar no ayuda) (¿Es sólo la mística del cine?). En Dolls, se me muestran varios tiempos superpuestos en uno solo.

Imagen-Movimiento / Imagen-Tiempo
¿Cuál es la diferencia?3 Imagen-Movimiento: No es representacional. Imagen-Tiempo: Imagen deviene tiempo.

¿Qué pasa entonces?
Esa es la pregunta. Se busca romper con la relación sujeto – objeto, y hacer caer la reflexión, el pensamiento, y mostrar únicamente la potencialidad de la cosas. Las cosas en su estado “natural”. Es mejor decir, el movimiento por el movimiento, la imagen por la imagen, el sonido por el sonido. Se anula la relación con el sujeto. Se muestra solo el objeto. Se crea el una nueva relación. Minimalismo no es una respuesta. Puesto que habrá que tener en cuenta como suceden las relaciones. Pienso en cómo podría ser la relación con un infinito, como es la comunicación mía con ese infinito.4 El infinito puede ser, todo lo que yo puedo dar, en pasado, presente y futuro a una acción, situación, acontecimiento; a un objeto, pensamiento, sentimiento. Para Deleuze, en el cine es movimiento. Para Deleuze, en el cine es tiempo. Para Deleuze, lo importante del cine está en el tiempo.

¿Puedo ir más rápido?
No, no puede. Debe pensar que a lo mejor, no estás entendiendo bien los postulados de Deleuze. Quizás te estás apresurando en sacar conclusiones sobre lo que no conocen bien. A lo mejor, tienes buenas intuiciones, pero estas intuiciones no dan cuenta de toda una teoría.

Interior noche. Habitación, computador, lámpara de escritorio, Morcheeba en el amplificador de sonido…
¿Cómo puedo crear tiempo? “El cerebro no es otra cosa, intervalo, desviación entre un acción y una reacción”5 Se dice que el cerebro tiene una onda que hace un barrido, recorriendo el cerebro, buscando toda la información contenida y percibida por él. Este ínfimo tiempo que dura la onda cerebral en recolectar la información, es el tiempo que se pierde y se crea un movimiento. Paradoja: Tiempo igual movimiento. Movimiento igual tiempo. Puede entonces ser dos instancias, dos puntos de vista de un solo, único e indivisible acontecimiento. Es quizá, como en estas palabras: “… todo momento de nuestra vida ofrece, pues, estos dos aspectos: es actual y virtual, percepción de un lado y recuerdo del otro”.6 Pueden ser no dos, si no, varios puntos. Todo está en cómo se alinean, se alinean y se crean la percepción temporal, se crea el tiempo. ¿Se crea el cine?

Antes
Pensaba que en el cine, lo importante eran las historias. Ahora pienso que lo importante del cine está en otra parte. Cuando encuentro una película que está en sintonía con mí movimiento, la conmoción es fuerte e impredecible. Ya no puedo hablar de es lo que sucedió en la película7, sino que es lo que paso conmigo. Fue importante escuchar, que el cine es tiempo, y que siempre lo ha sido.

Ahora
Es mejor parar. No puedo decir más. No puedo decir mas, sólo, tal vez, pensar en el tiempo. Pensar en cine y pensar en tiempo.

1 Con algunas salvedades.
2 (Ahora recuerdo la película de Fernando Eimbcke, Temporada de Patos – ¿Será casualidad que sea en blanco y negro? -, en donde también, la historia se restringe a lo que sucede en una tarde… ¿de domingo?).
3 Y peor, después aparece la imagen-cristal.
4 Imagen: Existe un infinito. Este infinito se configura a través de energía. Una manera de describir cómo este infinito es configurado por energía, es decir que esta fluye en líneas, y que al juntar varías líneas se configura todo las posibilidades posibles para un sujeto, para un objeto, para un ser. Para poder interactuar, percibir, se alinean las líneas de energía, y se crean un mundo. Pienso en esta imagen, cuando recuerdo la explicación del plano de inmanencia en Gilles Deleuze. En el plano de inmanencia, solo es movimiento puro. En mi imagen del infinito, todo es posibilidad pura. Recuerdo también una teoría sobre la evolución. Todos los seres humanos tenemos la posibilidad de tener cualquier nuevo órgano, miembro, etc. Para crearlos, solo se necesita un cambio en las condiciones. Esto es pensar el ser humano como si siempre tuviera, contenidas, todas las posibles formas que podría tomar. Otra imagen más. El efecto mariposa. El aleteo de una mariposa en lugar lejano al mío, me puede afectar.
5 DELEUZE, Gilles. Imagen-Movimiento. Estudios sobre cine 1. Paidós. España, 1984. Pág 96
6 DELEUZE, Gilles. Imagen-Tiempo. Estudios sobre cine 2. Paidós. España, 1996. Pág 111
7 Hay que anotar, ahora lo pienso, película como sinécdoque de lo que generalmente descargo por torrent, en formato DivX para ver en un DVD.

Comments are closed.

Haciendo lo que se puede, cada vez que se puede, con lo que se puede.